Hoy lunes, nos hemos levantado con una gran resaca. Pero no de las típicas de un fin de semana bañado en momentos de lujuria y pasión. No. Esta vez se trata de una resaca triste, trágicamente triste.

Como todos sabéis ya, el viernes pasado tuvieron lugar en París múltiples atentados en diferentes puntos de la ciudad, que dejaron 132 muertos y más de 350 heridos.

París_Corazón

 

Una gran cantidad de víctimas que querían pasar un viernes tranquilo, con sus amigos, sus parejas, sus familias… y que nunca podrán regresar a sus casas. Ninguna víctima merece serlo, ni en París, ni en Damasco, ni en ningún rincón del mundo. Ni nadie tiene el derecho de quitar una vida, ni en nombre de divinidades ni en el de nadie. Porque lo único sagrado que hay en este mundo es la vida.

Muchas cosas te pasan por la cabeza con noticias como esta. Por ejemplo, aquella escena de ‘Casablanca’ en el café Rick, en la que un grupo de oficiales alemanes cantaba unos de sus himnos. Entonces, uno de los protagonistas de esta magnífica película, Lazslo, pedía a lo orquesta que tocara la Marsellesa. Reticentes, y tras la aprobación de Rick, los músicos comienzan a tocar, mientras Lazslo, líder de la resistencia, canta. Todos los presentes se unen, bajo la atónita mirada de los nazis.

 

Este emblemático himno dice, casi al principio de su letra, “contra nosotros se alza el sangriento estandarte de la tiranía” –Contre nous de la tyrannie, l’étendard sanglant est levé–. Y es precisamente esa tiranía la que ensucia este mundo, ya de por sí complicado…

Muchas ciudades del mundo se han unido al duelo francés y han iluminado sus edificios más emblemáticos con los colores de la bandera francesa. Como una especie de metáfora, todos ellos han puesto luz a este fin de semana oscuro. Mientras tanto, la torre Eiffel apagaba las suyas, como símbolo de luto. Asimismo, el hashtag #PrayForParis se ha convertido en trending topic mundial, lo que significa una muestra más de la solidaridad de un mundo harto de tanta muerte y destrucción. Y Facebook, donde hemos asistido a una verdadera ola de solidaridad, marcada por perfiles teñidos de azul, blanco y rojo, así como otros símbolos. Una vez más, las redes sociales han servido de ejemplo contra el salvajismo de unos pocos.

Luces ciudades

Supermoon, como Lazslo, y como todas esas ciudades, quiere entonar hoy el himno nacional francés e iluminar su estudio con los colores de la bandera de la república francesa. Y poner una vela por cada una de las víctimas inocentes de las barbaries perpetradas por mentes cerradas y asesinas. Por todas las víctimas, vengan de donde vengan y mueran donde mueran. Porque, como decía Antonio Machado, “es propio de aquellos con mentes estrechas embestir contra todo aquello que no les cabe en la cabeza”. Y está claro que las cabezas de los asesinos no son muy espaciosas, no…

¡Todos con París! ¡Todos por un mundo donde las cabezas piensen…y no embistan!

París_Simbolo de la paz

By supermoon Date 16 noviembre, 2015 Tags Category Noticias, Social Media No hay comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *