Snapchat - SuperMoon

Snapchat, territorio de las nuevas generaciones

Las Redes Sociales, Internet y el teléfono móvil son los juguetes favoritos de SuperMoon. Y tenemos juguetito nuevo: Snapchat.

Si Snapchat es esa aplicación que te saca de quicio, te pone unos años de más o, con suerte, te los quita…¡Bienvenidos a la Red Social más avanzada! ¡Al territorio de los millennials!
¿No sabes de qué estamos hablando? No te preocupes, SuperMoon ha vuelto a aterrizar para ayudarte.

Snapchat es una red social y un servicio de mensajería. ¿Cuál es su novedad? Su contenido, si pestañeas, te lo pierdas.
Al utilizarla como servicio de mensajería y comunicarnos con nuestros amigos de forma privada mediante texto, vídeos o imágenes; ese mensaje se borra una vez se haya leído. Si por el contrario queremos compartir ese contenido con todo aquel que nos siga, estas publicaciones se borran a las 24 h (o antes si lo deseamos) y puede ser vista un número ilimitado de veces antes de ser borrado.

¿Parece fácil eh? Pues no nos confiemos. Snapchat oculta atajos que tenemos que conocer…

snapchap y supermoon

 

Abres la aplicación (app para los que nos conservamos jovencuelos 😉 ) y… ¡vemos directamente nuestra cara en la pantalla! ¡Tranquilidad!, la cámara se encuentra encendida.
Puede ser que nuestra cara sea el menú principal de la aplicación. Pero.. ¿y lo que mola?

Las diferentes funciones de Snapchat las encontramos desplazando nuestra imagen hacia los lados.

Si deslizamos la pantalla hacia abajo, encontraremos “nuestro perfil”; donde podremos encontrar nuestra lista de amigos, agregar nuevos (a través de su nombre de usuario, viendo quien de nuestra lista de contactos está en Snapchat, o través de la localización), ver a aquellos que nos agregaron a nosotros o las historias que compartimos como públicas.
Y, pulsando el fantasma, podremos poner nuestra foto en él o una sucesión de fotos, creando un Snapcódigo, imagen por la cual cualquiera nos podrá agregar como amigo rápidamente.
En cambio, si desde la cámara deslizamos la pantalla hacia la derecha, podremos acceder a nuestros mensajes privados. Si, esos que se borran una vez leídos. Nuestros mensajes pueden ser adornador con texto, dibujos a mano alzada, stickers que se  rotan o amplían al gusto. Todos los filtros y adornos se pueden utilizar deslizando a izquierda y derecha.
Además, desde la cámara abierta encontramos el símbolo de flash en la parte izquierda para activar o desactivar el flash de la cámara. En la parte derecha podemos pasar de la cámara frontal ( para hacernos selfies) o la trasera. Cambio que puedes realizar mientras grabas un vídeo pulsando dos veces la pantalla.
Con Snapchat podremos saber quién vio nuestra historia, que se puede tratar de una serie de vídeos publicados consecutivamente a lo largo del día, pulsando sobre los tres puntos de nuestra historia y también quien hizo una captura de pantalla.

Podremos, además, acceder a las historias en directo en diferentes lugares; por ejemplo en Albacete, a las que nosotros podremos contribuir (aunque sea Snapchat quien selecciona el contenido) e incluso seguir a medios de comunicación que son “socios” de Snapchat y que poseen bastantes elementos multimedia con vídeos de gran calidad, infografías, imágenes bien cuidadas…
Y tú dirás: “todo esto está muy bien, pero ¿qué se comparte por aquí…?
Pues… lo bueno y breve, que será dos veces bueno.
Inmediatez y brevedad, eso es lo que lleva ahora. Nadie podrá ver tus fotos o vídeos al día siguiente de ser compartidas. Todo eso favorece la espontaneidad y la improvisación.
Snapchat tiene una ventaja con respecto a las redes sociales más veteranas: la privacidad. Nada queda guardado en la aplicación, ni a la vista de cualquier otro usuario, ni indexado en Google 24 horas después.

By supermoon Date 17 mayo, 2016 Tags Category Noticias No hay comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *